Gastronomía Hellowine Recetas

Arroz al horno

budin-arroz

4 personas • 90 minutos

  • 1½ tazas de arroz (puede ser integral, pero calcula que es más tiempo)
  • 1 brócoli
  • 1 zanahoria
  • ½ cebolla
  • ½ bandeja de champiñones
  • 4 lonjas de panceta, o tocino ahumado
  • 1½ sobre de queso rallado
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 3 cucharadas de harina
  • 3 tazas de leche
  • 1 puñado de tomates cherry para decorar

Pon a cocer el arroz (Si no haces hace tiempo mira un refresque de memoria al final del post)

Por mientras, pica la cebolla y corta la zanahoria en cubitos. Corta en pedacitos la panceta y los champiñones en rodajas.

Cuece el brócoli como dice aquí. Trata que los arbolitos no queden muy grandes.

En un sartén a fuego medio, dora el tocino hasta que empiece a agarrar buen color, pero antes que se empiece a ver crujiente, echa la cebolla y la zanahoria. Dora por unos 5 minutos más y agrega los champiñones. Sigue dorando por un par de minutos y apenas los champiñones se pongan más oscuros y blandos, apaga el fuego y deja reposar.

Cuando el arroz esté listo, traspásalo al bol más grande que tengas. Agrega el sofrito y mézclalo bien con el arroz. Prende el horno y déjalo calentar a temperatura media-alta (200ºC).

No temer, ahora viene la salsa blanca. En una olla chica a fuego bajo derrite la mantequilla. Cuando empiece a crepitar echa la harina y rápidamente disuélvela con un tenedor. Deja dorar por unos 30 segundos y luego agrega la leche, de a poco. Echa un poco de sal y pimienta fresca, y sin parar de revolver, calienta hasta que notes que la mezcla empiece a estar más densa. Un buen indicador es meter la punta del dedo y si queda cubierta está lista. Apaga el fuego y agrega 1 sobre de queso rallada, de a poco y revolviendo todo el tiempo.

Echa la salsa y los brócolis (deja un puñado aparte) en el bol con el arroz y el sofrito, incorporando bien con movimientos envolventes. Una vez pareja la mezcla, echa todo en una fuente para horno previamente enmantequillada. Con un mezquino empareja la superficie y luego entierra un poco los brócolis que dejaste aparte. Entierra también los tomates cherry cortados por la mitad. Esparce arriba la mitad del otro paquete de queso rallado, un poco de pimienta y echa unos chorritos de aceite de oliva.

Hornea por 25 a 30 minutos o hasta que se dore la parte de arriba. Si se cumple ese tiempo y todavía no se dora, sube la temperatura al máximo y hornea por unos 5 minutos más, o usa el grill si tu horno es eléctrico.

 

…………

(Para 1 taza de arroz)

En una olla echa un poco de aceite vegetal y pon a calentar a fuego medio. Espera un par de minutos y luego agrega el arroz, un poco de sal. Revuelve mezclando bien. El arroz se dora para que el grano se selle y no suelte el almidón, el cual hace que se pegotee. Entre más frito el arroz, más graneado y seco.

Sigue revolviendo sin parar hasta que en los granos puedas ver el centro blanco. En ese momento baja el fuego y pon la olla sobre un tostador. La misma taza donde estaba el arroz, llénala de agua hirviendo y se la echas a la olla. 

Agrega otra taza de agua hirviendo. Con la cuchara de palo empuja hacia abajo los granos que hayan quedado pegados en los bordes fuera del agua. Tapa la olla.

Cocina a fuego bajo. Cuando hayan pasado unos 15 minutos abre la olla, acerca la oreja y escucha; debiera sonar aún el ruido de lo que queda de agua burbujeando. Monitorea cada par de minutos con tu oreja hasta que el burbujeo haya parado. Para asegurarte que esté listo, entierra el mango de la cuchara de palo para mirar un poco el fondo: no debiera haber agua. Apaga el fuego, retira la olla del tostador y deja reposar.

Deja un Comentario