Sobremesa Vinos

Cepas Patrimoniales

hans-veth-ZAQs4XAR7uo-unsplash

Hoy en día y después de 200 años de historia, nuestro país posee una reputación de ser uno de los países que más exporta y produce vino. Además de esto tenemos algunos exponentes con cierta fama que no dejan indiferente a nadie, como el Cabernet Sauvignon de Maipo, que ha sido durante los últimos 30 años nuestro representante en las competencias, concursos y críticas. Por otra parte, podemos decir que tenemos cepas blancas de climas costeros como el Sauvignon Blanc que también se han ganado un lugar en los mercados nacionales e internacionales.

¿Pero qué pasa con la tradición que había en nuestro país hace más de 30 años? Qué pasa con las cepas francesas que no son tradicionales de Bordeaux, Cabernet Sauvignon, Sauvignon Blanc, Petit Verdot, etc? ¿Qué pasa con las cepas que trajeron los españoles antes que las cepas tradicionales francesas que trajimos? ¿Que pasa con los otros valles, que son los valles con el mayor volumen y los más antiguos?

Hoy estamos en una etapa o proceso de maduración en donde estamos descubriendo lo que verdaderamente nos identifica y nos distingue de los demás países o productores de vino. ¿Qué nos distingue? Lo que hoy podemos llamar “cepas patrimoniales”. Hemos oído hablar de ellas y de distintas formas ya sea como en el proyecto VIGNO (Vignadores del Carignan), o lo nuevo de algunas cepas mediterráneas en donde hay algunos vinos o cepas que están incluidas como el Cinsault, o el mismo Carignan, etc. También podemos ver el famoso vino producido de cepa País, que puede dar vida a vinos muy distintivos, refrescantes e incluso con distintas formas de producirlo o venderlo como lo es el Pipeño tinto.

Por el lado de los blancos tenemos los Moscateles (que contienen las mismas cepas utilizadas, entre otras, para producir Piscos de la III y IV Región). Estos moscateles son antiguos, provienen de la in uencia de los españoles en los valles del norte y también en los valles del secano interior u costero de nuestro país en donde se producen vinos secos a partir de estas variedades, como el Pipeño blanco.

Hoy los “Vinos Naranjos”, que se vinifican como si fueran tintos, ¿qué quiere decir eso? El jugo/vino se macera en conjunto con la piel de la uva al igual que los tintos, pero aquí la diferencia es que es una cepa blanca… y ¿por que naranjo? Con el tiempo (oxidación) y por la extracción de componentes de las uvas (fenoles) estos mostos se tornan de color amarillo intenso hasta naranjo.

Como se pueden dar cuenta tenemos bastante diversidad y existe desde mucho antes de lo que pensábamos, es una diversidad que necesitábamos descubrir con tiempo, madurez, en un contexto social distinto, etc.

¡Salú por los hermosos patrimoniales de nuestro corazón y viva el vinito!

Deja un Comentario