A la carta Gastronomía Hellowine

Chancha Javalí

Foto Chancha Javalí - Antonia Gana

Las comidas clandestinas están de moda y me encanta, porque son panoramas diferentes donde todo casi todo será sorpresa, muchas veces no conoces la dirección hasta el último minuto y recién en la mesa te enteras de la propuesta. ¿Conocidos? Casi ninguno, personas de todos lados unidas por la cocina llegan a estos eventos secretos y he ahí otra gracia, porque nada más entretenido que conocer gente nueva. Por eso da igual si vas solo en grupo, de todas maneras harás nuevos amigos.

Un ejemplo buenísimo de organizadores “clandestinos” son los chicos de Chancha Javalí, un grupo de cocineros jóvenes, divertidos y autodidactas, excelentes cocineros que demuestran pasarlo bien mientras cortan, pican, revuelven, asan, fríen y montan. Ellos preparan estas cenas dos veces por semana y para ir es necesario hacer la reserva previa por Instagram, para que luego te envíen toda la información importante para llegar al encuentro. Por lo general, la cosa consta de un trago de bienvenida, luego tres tiempos salados y un postre. Los bebestibles se cobran aparte pero no es problema si llevas el tuyo, no te cobrarán el descorche.

En Chancha Javalí se autodenominan “curadores de maña”, muchos han cambiado su parecer respecto a algunos productos en sus cenas, por eso y por mucho más hay que ir a uno de sus encuentros, vale la pena, se disfruta, se come rico, se ríe y se pasa bien, muy bien.

Instagram: @chanchajavali

Deja un Comentario