El Servirsen Gastronomía Hellowine

Crazy Capicúa

Capicua

Cada sándwich tiene su pareja perfecta en pan. Algunos vienen en churrascas, otros en marraquetas o panes amasados. La mitad de la carta son preparaciones muy jugadas y el resto son más tradicionales, nosotros elegimos sánguches emocionantes pero no al chancho.

Nuestra elección: el de mechada de cabrito en churrasca ($7.900). El pan era increíble y venía acompañado con cebolla caramelizada y queso de cabra, muy bueno. También pedimos uno más atrevido: sierra ahumada con lechuga, mayonesa de ajo y pebre de cochayuyo, todo esto entre dos estupendas sopaipillas ($6.500). Sabor sin igual y bien rico.

Y nuestro favorito se presentó frente a nosotros entre dos marraquetas suavecitas que contenían un estupendo costillar de chancho con ensalada chilena ($6.900). Un Hit. Las papitas también muy ricas pero muy pasadas al merquén.

Ir al Capicúa es sin duda toda una experiencia. Les recomendamos invitar a los amigos y pedirse varios para probar, porque cada sándwich es súper específico. O si van solos, pueden pedirse los más tradicionales o tírense un piquero a un mundo nuevo de sangururus. ¡Ojo que el pisco sour de rica rica estaba fascinante!
www.capicuasandwichbar.cl

MANUEL MONTT 748

Deja un Comentario