Reportaje & Actualidad Vinos

Explorando nuevos territorios para el vino chileno

fotos viñedos

Cada vez que nos visita un crítico de vinos, enólogos o viticultores extranjeros el comentario es unánime: Chile es un paraíso para plantar vides, un territorio extenso, con diversidad de climas diferenciadores y zonas por explorar, como la cordillera, el norte y Desierto de Atacama, las frías tierras del sur y por supuesto, la cercanía a la costa, quizás la posición más experimentada después del valle central.

Hay ejemplos evidentes con buenos resultados, que le han dado una gran visibilidad a Chile como país productor.

La Cordillera de los Andes tiene una influencia clave como moderador climático a lo largo de todo el territorio. Rhu y Grus son los dos vinos de Viñedos de Alcohuaz, uno de los proyectos más innovadores y emblemáticos de los últimos dos años. Las parras de este viñedo están plantadas en alturas que varían entre los 1.720 y los 2.206 metros de altitud, hacia el interior del Valle de Elqui y donde el Syrah es la gran estrella de estas mezclas tintas mediterráneas.

Viñedos Villaseñor tiene uno de los secretos mejores guardados de la Patagonia: Pinot Noir Puelo Patagonia 2014, el vino en producción más austral de Chile, lo que no es poco. En medio de un paisaje rodeado de formaciones rocosas de granito, que se va mezclando con bosques de alerces milenarios, aparecen tres hectáreas de viñedos que se plantaron el 2010.

Cada cosecha de este inédito Pinot es una aventura y los primeros resultados son de apenas 1.200 botellas, todo un logro que, en la medida que los productores vayan entendiendo mejor el viñedo, incrementará la calidad del vino.

El Desierto de Atacama es un bicho raro dentro de la historia de la vitivinicultura chilena. Ahí está Ayllú, un proyecto enológico ubicado en el Valle de Puques, camino a Toconao, en San Pedro de Atacama a 2.500 metros de altitud. El programa Atacama Tierra Fértil cuenta con 7 productores locales, que a un blanco seco y otro dulce, sumaron un Syrah, obteniendo una producción que supera las 2 mil botellas.

Talinay lleva ya algunos años produciendo algunos de los mejores Sauvignon Blanc y Chardonnay de Chile en la fría costa del norte en el Valle del Limarí. Es la única viña en Chile plantada sobre suelos calcáreos y piedra caliza. La cercanía al mar y el tipo de suelo marcan la diferencia en estos vinos. Mineralidad, estructura en boca, expresión en aromas. Una zona que expresa todo el potencial vitivinícola de Chile.

 

 

 

Deja un Comentario