Hellowine Reportaje & Actualidad Reportajes

HABEMUS SEPTIEMBRE, tiki tiki tiiiiiiii

Captura-de-pantalla-2018-08-10-a-las-13.21.34

Ha llegado el mes más esperado del año, porque el carrete se viene con todo. Septiembre es el protagonista del calendario para la mayoría de los viven en territorio chileno. Es lo primero que revisamos el 1 de enero cada año, para chequear cuantos días nos toca celebrar en esta fecha tan anhelada; y vaya que afortunados somos este 2019. Pueden irse varios días a la playita, al campo, o en la misma capital pasar una fiesta agradable y lo más importante como siempre, con sus vinitos de HelloWine po.

 

Parten las celebraciones del mes con el Día Nacional del Vino chileno. Si usted winelover, propagador del consumo de vino, usuario de hashtags de #wine aun no sabía de esta fecha, por favor marque con rojo el 4 de Septiembre ahora ya. A partir del 2015 se incorpora esta festividad oficialmente a ese largo listado de celebraciones alcohólicas que tenemos en Chile, que si bien no son feriados oficiales, provocan un movimiento en las masas, redes sociales y realmente dan ganas de querer homenajear el día de alguna u otra manera. Así vemos como por ejemplo durante el día de la piscola, existe un reacción de compromiso inmediato por parte de la gente, y se lo toman tan en serio, que realmente se planifica beber el popular coctail de bebida Cola con Pisco. ¿Y que me dicen del día del día internacional de la cerveza? Es casi pecado pasar por alto un schop el 2 de Agosto. 

 

Menos mal tenemos al fin nuestro día! Ya no hay excusas, y gracias al decreto firmado el 4 de Septiembre del 2015, en la Viña Cousiño Macul, por las autoridades de gobierno de ese entonces: ¡HABEMUS DIA NACIONAL DEL VINO!

 

Ustedes se preguntarán el porqué de la fecha. Resulta que uno de los primeros registros refiriéndose al vino en territorio chileno, fué escrito por don Pedro de Valdivia, en una carta dirigida al rey Carlos V de España. Pedro llega a Chile con una misión clara: conquistar el territorio, tener fama y ser rico con las supuestas grandes reservas de oro que el país tenía. Acertó en la conquista, pero no sin antes ser derrotado en reiteradas ocasiones en batallas en contra de grupos indígenas que vivían desde los inicios en el país.  Acertó también en ser famoso; ya ven, después de más de 500 años su nombre es mencionado a diario en la capital por miles de personas, y aún escribimos acerca de él. La petición de Pedro en esa carta era que por favor le enviaran más vino desde España, ya que no habían parras en Sudamérica. Con esto, llegan las primeras vides al continente en barcos españoles, con el fin de elaborar vino para la misa, y convertir a todos los conquistados rebeldes en católicos.

 

Si bien la conquista española no fue color rosa, podemos rescatar este hito importante. Celebremos por la historia y por todos aquellos que se sacrificaron siglos atrás. Más allá de beber una copa este 4 de Septiembre, rindamos homenaje a este tremendo acontecimiento. Nos marcó y dejó una cicatriz en el país, el cual hoy es visible ante todo el mundo positivamente, reconociéndonos como uno de los principales y más importantes exportadores y productores de vino en el planeta.

 

El gran feriado gran, pintado de rojo por 3 días este año, es la celebración de la primera junta de Gobierno de 1810. ¡Gracias por esa reunión señores! Ya se respiraba aire de Independencia, y aunque haya durado unos 8 años más para descorchar espumantes y realmente celebrar y decir chao jefe a España, nosotros celebramos hasta el día de hoy, el 18 de Septiembre de 1810. 

 

Se tira la casa por la ventana. Nos compramos ropa nueva. Juntamos dinero a conciencia, para gastarlo a destajo comiendo bailando y bebiendo. Intentamos trepar por un palo encebado, lanzar el trompo y practicamos deportes participando en una carrera de sacos, atrapar un chancho, y bailar cueca hasta terminar sopeado. Pa´ la calor bajamos medio litro de terremoto, chicha y sobre todo vino. Es importante estar hidratado, pero sobre todo feliz. Las fiestas Patrias en Chile marcan un antes y después en el año. A priori es una planificación rigurosa. A veces uno quisiera tener un clon para poder asistir a todos los eventos y juntas con amigos y familia que se organizan. Para los que trabajan, conseguir permiso en la pega es también un tema, hay que preparar al jefe con semanas de antelación; otros simplemente se enferman misteriosamente de la noche a la mañana. Todo vale, y es casi como un minuto feliz pero amplificado por 5 días este 2019. 

 

Cada uno tiene su manera de celebrar, y es una fecha entretenida. Se respira la buena vibra por doquier. Recuerden dosificar el consumo. El agua es el mejor aliado para mantenerse fresco y bien. Comer sin culpa es nuestro placer esos días, pero recuerden que no es el fin del mundo. Ya te lo dirá la pesa a fin de mes. Moderación es la clave y dejar el auto en casa un buena idea. 

 

Solo piensa en güena carne, gúena empanada y ¡su gúen vinito!

 

¡Viva el día de este brebaje y vivan las fiestas patrias!

 

¡Feliz Septiembre y salú!

 

PD: Nuevamente recuerdo pasar las llaves ¡no sean porfiados!

Deja un Comentario