El Objeto del mes Relajo

La realidad virtual y sus enormes beneficios

Realidad virtual_blog

Viajar a mundos imaginarios sin desplazarte físicamente o ser protagonistas de increíbles aventuras, ya es posible gracias a los avances tecnológicos que traen la realidad virtual y sus dimensiones en 3D.

Los que vimos Avatar quedamos fascinados con la posibilidad de teletransportar el cuerpo y la mente a un mundo paralelo de aventuras y ciencia ficción, a un mundo de humanoides azules que luchan contra los humanos por preservar su entorno y evitar la extracción de un valioso mineral que ese encuentra justo en su árbol sagrado.

Avatar se sitúa en el futuro, en el año 2154, pero hoy, en el 2016, gracias al auge de la realidad virtual, podemos vivir algo bastante similar: explorar mundos generados por computadoras de forma presencial y sensorial, logrando interactuar de forma mucho más directa con otras dimensiones.

Hoy solo basta ajustarse unos anteojos de realidad virtual y bajarse una aplicación móvil para poder someterte, al igual que Jake en Avatar, a otras realidades e interactuar personalmente con el mundo imaginario que desees.

Por ejemplo, hoy en lugar de utilizar tu control para atacar zombies en los videojuegos, puedes ser tú quien les dispara directamente. Puedes recorrer museos y ciudades, caminar por los pasillos y calles y hasta manipular los objetos. Puedes bucear por el océano Pacífico, insertarte en plena selva amazónica y conocer su exótica flora y fauna. Puedes ver una película y sentirte parte de ella gracias a sus imágenes en tres dimensiones que logran rodearte físicamente.

La realidad virtual ha abierto una nueva era de entretención, pero también ha ampliado las facultades de otras disciplinas, como la medicina, a través de entrenamientos quirúrgicos, el tratamiento de fobias, estrés, depresiones, autismo y manejo del dolor.  Favorece también el entrenamiento militar, espacial o de aviación, la meditación, el desarrollo de tecnologías y construcciones. Amplía también las materias educativas, permitiendo a los alumnos multiplicar hasta 10 veces su concentración. Y así un largo etcétera.

Es cierto que muchas veces la realidad supera a la ficción y hoy estamos presenciando una verdadera revolución tecnológica con la que, dándole un buen uso, podemos desarrollar nuestras capacidades al máximo y vivir experiencias que jamás imaginamos posibles.

Deja un Comentario