El Objeto del mes Relajo

Post It

postit_blog

UNA REVOLUCIÓN POR ACCIDENTE.

Varios de los inventos más significativos de la humanidad han ocurrido por “accidente”. Newton y su famosa manzana, o la penicilina de Fleming. Pero dicho azar creativo también ha dado frutos en el desarrollo de artículos de uso cotidiano, como el Post It.

La génesis de este producto responde a varios “accidentes”. A fines de los años ‘60, Spencer Silver, científico de 3M, intentaba desarrollar un pegamento de alto grado de sujeción. Contrario a sus expectativas, creó un adhesivo de baja adherencia, con la particularidad de poder ser reutilizado. Durante años buscó darle un uso práctico, pero el proyecto fue desechado.

Arthur Fry era un químico de 3M. Regularmente asistía a la Iglesia, donde participaba del coro. Pero Fry tenía un problema: cada vez que cantaba, al abrir su cancionero, se le caían los separadores de hojas. Hasta que en 1973 conoció a Silver y su desprestigia- da invención.

Aquel pegamento reutilizable y de baja adherencia era justo lo que necesitaba. Fry y Spencer unieron fuerzas y crearon el Post It. La elección del célebre color amarillo también nace producto del azar: el laboratorio de su oficina sólo contaba con papel de dicha tonalidad. El producto fue todo un éxito y se volvió imprescindible.

Deja un Comentario