Hellowine Reportaje & Actualidad Vinos

¡Que todo salga color de rosa! (Parte I)

Viña Undurraga

Como dice la canción de Aerosmith, Pink it´s my new obsession, el rosado es mi nueva obsesión. Además es verano, hay romance y yo quiero una cita bacán. Si quieres saber todo sobre los vinos rosados, atenti a esto que un 1313 puede salir enamorado.

Comienza febrero y además una fecha muy importante para varios hellowine, se viene San Valentín, más conocido como el “Día de los Enamorados” y no pasa desapercibido para los amantes del vino, ¿Por qué? Porque no hay nada más romántico que una cita con una buena copa. Convengamos que si no estamos con alguien, una cita con Netflix también es bastante es buena en esta fecha. Así que no derrochemos lágrimas, ni nos lamentemos, que, si tenemos vino, el romance está si o sí.

Ahora, cómo nuestro amigo francés ultra romántico, Pepe Le Pew, o Pepe Le Puff en versión spanish, sabemos que el romance parte por la “La Vie en Rose”, qué más exquisito, romántico, sensual, hermoso, que el vino rosado. Aún en nuestro país no se ha masificado del todo, pero a varios nos cautiva con su bello color y diferente sabor.

Ojo, no quiero seguir este tema sin olvidarnos que la mayoría probablemente de vacaciones, guatita al sol, pensando en lo afortunados que son; pero tú que estás en casa y lees este artículo ¡quedarás experto en todo lo que refiere al vino rosado y también al romance! Es más, irás por una botella para probarlo y comprobar lo que te contaremos. Si eres de esas personas que siempre se niega a tomar vinos rosado, por no sé qué motivo, (típico, porque creen que son siempre dulces, o de mujeres, dolores de cabeza etc.), te contamos que este líquido rosado es mucho más que un vino bonito en presentación. Aquí cae como anillo al dedo la expresión “no juzgar a una botella por su etiqueta, (ni menos por su color)” y además es la fecha ideal para que se lancen de una vez por todas, a esa cita especial con su loco amor de verano.

Rosado es un color que transmite por si solo diferentes emociones, principalmente ternura, feminidad, suavidad entre otras similitudes. Dependiendo de su intensidad y combinación con otros colores, puede cambiar abruptamente esa interpretación, pasando de la ternura a lo erótico, y de lo exótico a lo inocente. Al ver una botella con vino de color rosado ¿qué se nos viene a la mente?

Color

El color de un vino Rosé no es realmente rosado como la chancha pepa, sino que se presenta en diferentes tonalidades, que puede ir desde un naranjo pálido a un rojo brillante color frutilla. La presentación personal en botella es clave, es lo que incidirá en el momento de compra del consumidor, (si es que no sabes qué elegir). Hay personas que se inclinan por los colores más claros, parecido a una tela de cebolla, ojalá lo más transparente posible; y otros irán por algo más extrovertido de un color rojo intenso. Siempre un vino rosado va a ser transparente, y por lo general dice ROSÉ en la etiqueta.

Continuara…

Deja un Comentario