Recetas

Quiche de espinaca, queso azul y tomates cherry

01

4 personas • 1 hora

  • 2½ tazas de harina
  • 1 cucharadita de sal
  • ¼ taza de aceite de oliva
  • ½ taza de agua helada
  • 1 malla de espinacas (las hojas, sin tallo)
  • 4 huevos
  • ½ taza de crema
  • ½ paquete de queso azul
  • 1 puñado de tomates cherry

En un bowl mezcla bien la harina con la sal. Con un tenedor en una mano, anda echando el aceite muy de a poco, incorporando bien con la harina. Vacía todo el aceite, la idea es que quede como una arena húmeda, con terrones.

Luego repite con el agua helada. Cuando ya quede poca agua y la masa este mojada, cambia el comportamiento del tenedor; ahora es más agresivo. Muévelo como si estuvieras moliendo un plátano.

Caída la última gota de agua, mete las manos en el bowl y forma una bola con la masa. Si llegara a estar muy pegote, cúbrete las manos con harina y amásala un poco. Vuelve a la bola. Reparte un poco de harina en el mesón y pon la bola. Extiéndela con el uslero hacia todos lados hasta que quede un disco un poco más grande que el porte del molde que vas a usar (aquí usé el clásico Ilko de 28 cms que venden en el supermercado).

Cubre con aceite toda la superficie del molde y pon encima el disco de masa bien centrado. Sube la masa en los bordes, hasta arriba, y corta los excesos.

Mete el disco al refrigerador y prende el horno a temperatura alta.

En un bowl, bate bien los huevos con la crema, sal y pimienta. Lava bien las hojas de espinacas y sécalas bien. Luego pícalas y échalas al bowl, mezclando bien con el batido. Corta el queso en cubitos chicos y echa la mitad de ellos en la mezcla.

Saca el molde del refrigerador y con un tenedor, pincha varias veces el fondo de la masa. El horno ya debiera estar caliente así que mete el molde con la masa por un 5 a 7 minutos, o hasta que cuando toques con la mano (sin miedo) el fondo de la masa esté levemente duro.

Saca del horno, echa dentro la mezcla, repartiendo de manera pareja las hojas de espinaca y el batido. Pon encima el resto de los cubitos de queso y los tomates cherry cortados por la mitad. Vuelve al horno por unos 10 minutos, o hasta que el borde de la masa esté dorado.

MARIDAJE

Puedes acompañar este quiche con un vino Carginan. Conoce nuestra selección aquí

Deja un Comentario