Recetas

Risotto y camarones con ají panca

005

Cita romántica? Bien pensado.

2 personas • 1 hora

  • 1 taza de arroz arborio
  • 1 litro de caldo de pescado (o de verduras, más fácil)
  • ½ cebolla morada, picada fina
  • 1 taza de vino blanco
  • ½ taza de parmesano rallado
  • 2 tazas de camarones
  • 3 cucharadas de mantequilla
  • 1 cucharadita ají panka en polvo, o pasta (puedes reemplazar por merquén)
  • 1 puñado de cilantro fresco, picado

Calienta el caldo y cuando hierva, ponlo sobre un tostador a fuego bajo. En una olla a fuego medio, derrite 1 cucharada de mantequilla y dora la cebolla (guarda un poco para los camarones), echando un poco de sal y pimienta, hasta que se ablande y suelte un poco de jugo, unos 2 minutos.

Echa el arroz y incorpora bien hasta por 1 minuto más. Agrega el vino blanco, mezcla un poco, mira el reloj y deja calentar hasta que líquido se reduzca. No abandones la olla. Luego echa un poco de caldo, mezcla otro poco y de nuevo deja reducir. Repite hasta que el reloj marque unos 15 minutos desde que lo miraste (es normal que sobre caldo).

Pruébalo, ya debiera estar a punto. El grano tiene que quedar al dente, o sea blando pero levemente crujiente al centro. Aquí entra la intuición. Dale un par de minutos más y otra cucharada de caldo, si sientes que le falta un poco. Luego pon la olla sobre un tostador y baja el fuego.

En un sartén derrite el resto de la mantequilla y dora la cebolla. Al igual que con el arroz, cuando esté blandita, echa los camarones y el ají. Deja calentar por 4 a 5 minutos, dependiendo del tamaño de los camarones. Ahora cambia el tostador al lugar del sartén y baja el fuego.

Sube el fuego de la olla con arroz, deja que se reduzca el caldo (si aun le queda) y echa el queso parmesano. Mezcla bien y sirve al tiro; el risotto, los camarones y el cilantro picado. O si la cosa se pone loca mezcla todo.

2 Comentarios

  • Excelente el Risotto y el Curry de garbanzos. Sacaron aplausos.

    No tan bueno, el pesto con Kale, sólo la mitad de los comensales aprobaron.

    Atte.,

    OM Vera

Deja un Comentario