Gastronomía Hellowine Recetas

Sangría Espumante Tropical

02.05 Sangria (1)ok

 

Recién llegada desde esa playa solitaria con que tanto sueñas en la reunión de los lunes en la mañana, esta piscina burbujeante de ritmo y sabor está pintada para estrenar las tardes veraniegas de días hábiles, que de habilidad les va quedando poco. Sangría blanca con vino espumoso, ron, mango, piña, coco, jengibre y menta.

45 minutos – 15 minutos de trabajo / fácil / 2 jarras grandes

 Ingredientes 

½ piña

1 mango

1 pedazo de jengibre fresco, del tamaño de un pulgar

1 puñado de hojas de menta fresca

1 puñado de hojuelas de coco

1 limón

½ taza de azúcar blanca

1 taza de ron

1 botella de espumante brut

1 litro de agua mineral con gas

Mucho hielo

+ 1 jarro pitcher

 Preparación 

Pela la mitad de la piña y córtala en cubos de más o menos 1 cm. Haz lo mismo con el mango. Traspasa todo a un bol, agrega las hojuelas de coco y exprime encima el limón.

Corta el jengibre en rodajas muy delgadas (es más fácil cortarlo en el sentido de la fibra).

En una olla chica combina el azúcar con 1 taza de agua, la mitad de las hojas de menta y las rodajas de jengibre. Calienta a fuego bajo, meneando la olla con movimientos circulares para que el azúcar se disuelva. Deja hervir por 2 minutos, después apaga el fuego y echa todo el contenido de la olla dentro del bol con las frutas.

Agrega el ron (puede ser más de una taza si tu paladar es exigente), mezcla bien y deja reposar por al menos media hora.

Cumplido el tiempo de reposo, traspasa la mitad de las frutas y su jugo al jarro (reserva el resto para la segunda partida). Agrega mucho hielo y más hojas de menta.

Añade 2 tazas de agua con gas y luego la mitad del espumante. Pégale una revuelta ¡y sirve al tiro! Para la segunda tanda usa lo que resta en el bol y repite los pasos con el hielo, agua con gas y espumante.

¡Hey!, si no tienes un jarro muy grande o te da lata hacer dos tandas, haz todo de una vez dentro de una olla o un bol grande.

Deja un Comentario