Los valles vitivinícolas de Chile

Valle de Colchagua

valle de colchagua
Tradición e innovación en el corazón de Chile

Con una geografía que comienza a los pies de la cordillera de los Andes y termina en la costa con el imponente océano Pacífico, el valle de Colchagua se ubica a lo ancho de Chile, creando una diversidad geográfica y climática única.

Colchagua tiene una identidad propia, que se distingue por su patrimonio cultural, su tradición huasa y sus magníficos terroirs, donde se encuentran viñedos y bodegas de categoría mundial. Esto le ha significado consolidarse como uno de los destinos turísticos más importantes del país.

Dentro de su diversidad geográfica y climática, destacan las cepas tradicionales de origen bordelés (Merlot, Cabernet Sauvignon, Carmenere y Malbec) algunas en viñedos de más de 100 años. Sin embargo, la llegada de cepas mediterráneas que se han adaptado en forma extraordinaria al valle y también de variedades de vinos blancos a zonas cordilleranas y costeras que presentan condiciones más frías, le han dado una faceta muy innovadora al valle. Cabe mencionar que Colchagua concentra la mayor superficie de Carmenère en Chile, famosa por ser la cepa chilena por excelencia.

Andrea León

Winemaker & Director of Communications Lapostolle Wines

El terroir del Valle de Colchagua

La historia vitivinícola del Valle de Colchagua se inicia en el siglo XVII, cuando los jesuitas introdujeron parras en la zona. No fue sino hasta los años ’80 que el vino se impone con mayor fuerza, coincidiendo con el desarrollo de la actividad en el resto del país.

Colchagua es el segundo valle en extensión en Chile, totalizando poco más de 29 mil hectáreas. Está claramente delimitado por dos cadenas montañosas transversales que forman un pasadizo, permitiendo la entrada de los vientos del Pacífico hasta el centro del valle, moderando las temperaturas.

Dentro del valle se distinguen tres sectores de plantación. Las tierras planas, de origen volcánico, especialmente aptas para el cultivo del Carmenere y Malbec. Luego vienen los suelos con alguna pendiente, mezcla de arcillas y piedra, donde están el Syrah y el Cabernet Sauvignon y por último los terrenos elevados, de composición granítica, que han dado grandes Syrah.

Pero Colchagua sigue buscando nuevos terroirs. Hacia la costa, por ejemplo, está Paredones, desde donde vienen algunos frescos Sauvignon Blanc o ya en zonas cordilleranas, como Sierras de Bellavista a 1.100 metros de altitud y un notable experimento con Riesling.

valle_colchagua

datos valle vino

Los vinos de Colchagua

Colchagua es, en términos generales, un valle bastante cálido, por lo que produce principalmente vinos tintos. El calor de la zona es propicio para el desarrollo del Carmenere, una variedad de ciclo largo que se expresa bastante bien en Colchagua, con tintos de taninos suaves y aterciopelados.

El Syrah y el Merlot, pero principalmente el Cabernet Sauvignon, también expresan el calor colchagüino. Ahí los vinos destacan siempre por su madurez, concentración y potencia. Tintos cálidos y exuberantes que impresionan desde el primer sorbo.

De hecho, es Colchagua líder nacional en la producción de las cepas tintas más importantes, con excepción del Pinot Noir. Otras cepas que también han ganado espacio en el valle son el Malbec y el Cabernet Franc, y más recientemente la Garnacha y el Mourvedre, variedades mediterráneas que se etiquetan como monovarietales o en distintas mezclas tintas que dan vinos muy particulares.

Prueba los mejores vinos del valle de Colchagua en La Vinería de HelloWine.

Aprende más sobre los principales valles vitivinícolas de Chile leyendo los siguientes artículos:

 

Valle de Casablanca

Valle del Maipo

Valle de San Antonio

Valle de Maule

Otros valles vitivinícolas de Chile

Deja un Comentario