curiosidades del vino Hellowine

Bajo del mar, vives contento siendo vinito ¡eres feliz!

15312092898761

Como la canción de la película La Sirenita, “bajo del mar viven contentos”, en este caso nos referimos a los vinitos y no a los peces jjijiji. Son una multitud las botellas de vino bajo el mar que han sido encontradas a lo largo de la historia entre restos de naufragios, algunos con miles de años de antigüedad. Estos vinos conservan sus cualidades organolépticas intactas, y poseen además unas características únicas, fruto de la diferente evolución que presenta el vino envejecido bajo el mar en comparación a los vinos cuyo envejecimiento se desarrolla en tierra.

Algunos productores de este maravilloso brebaje han visto en este tipo de hallazgos una oportunidad de elaborar vinos diferentes, y han decidido crear bodegas bajo el mar.

Bodegas de vino bajo el mar

Una de las características más importantes de una bodega submarina es su absoluto respeto por el medio ambiente, ya que el envejecimiento del vino bajo el mar no perjudica a las aguas marinas.

Las condiciones que ofrece el mar para un envejecimiento óptimo del vino son: la presión del agua y la temperatura, que son relativamente constantes, la salinidad, el movimiento del mar y la inexistencia de ruido y de luz.

Gracias a este particular entorno, el vino bajo el mar evoluciona con lentitud, ofreciendo unos aromas secundarios y terciarios predominantes sobre los primarios, cuyo resultado son unos vinos jóvenes y frescos, con notas distintas, sabores intensos, “bouquet” mineral y un punto de salinidad realmente extraordinario.

En definitiva, el vino bajo el mar presenta unos sabores redondos y suaves, con una mayor intensidad aromática.

Enoturismo en bodegas bajo el mar en España

La gran calidad y el sabor diferente de los vinos bajo el mar, cuya elaboración se cuida hasta en el más mínimo detalle, no es la única característica de las bodegas submarinas españolas. No son pocas las que ofrecen lo que podríamos llamar ”Enoturismo Submarino”: paseos en barco o inmersiones de buceo, para concluir con unas deliciosas catas.  

Las bodegas que tienen esta particularidad son: Bodegas Luís Pérez de Cádiz, Bodegas Raúl Pérez de Pontevedra, Crusoe Treasure de Bilbao, Viña Maris de Alicante y Bodega Palmera Castro y Magán de Canarias. 

El turismo enológico no solo tiene una estrecha relación con el turismo rural y con el turismo cultural, también el deporte de aventura, la navegación y el submarinismo pueden forma parte de una apetecible ruta vinícola. Disfrutar del vino bajo el mar es una experiencia que no puedes dejar pasar si es que viajas algún día para allá. 

Vinetur

Deja un Comentario