aló bajon Gastronomía Hellowine

Holy Moly

holymoly

Por muchos años me he tomado el tiempo de comer y analizar muchas hamburguesas con tan solo un fin: darles la mejor recomendación (ya, mentira, lo hice de puro cerdo). 

Y ahora, año 2020, puedo decirles con mucha seguridad: Holy Moly es ESPECTACULAR y es una de las mejores hamburguesas de la capital. He dicho ¡Caso cerrado!.

¿Muy latero? Perdón, pero es que me siento como un evangélico tratando de hablarles de sánguches, pero por último déjenme contarles sobre la Veggie de Holy Moly porque después de leer esto van a querer ir corriendo por una, dos o quién sabe.

Era una tarde de verano y bla bla bla, no les daré la lata con eso pero la cosa es que finalmente terminé parado frente a Holy Moly.

Sobre el local había leído muchas buenas críticas pero tenía que probarlo primero, por lo que me decido a entrar y pedir la carta, donde encontramos pocas opciones con carne y solo una veggie, pero con sorpresa.

¿Por qué tan pocas opciones? Es la gracia del local. Keep things basics.

Bueno, pido la veggie obviamente y acá comienza lo bueno, porque no tienes una o dos opciones de hamburguesa, sino 4: Porotos negros, garbanzos, lentejas y porotos rojos con leche de coco y curry al estilo Thai.

No solo estaban llamando mucho mi atención si no que las expectativas crecieron de 1 a 538 en 0,1 segundos.

Pido la de garbanzos y por lo demás no me preocupo porque todas las burgers veggies vienen con lechuga, tomate, cebolla, pepinillos, queso y kétchup.

La espera no es tan larga, así que tienen dos opciones: se juegan un par de partidas de solitario o le hablan a la persona que las acompañó para que esta salida a comer no sea tan rara.

Habrán pasado unos 10 minutos y llega esta hermosura (la de la foto).  El pancito era tan blandito que siento que podría haber dormido una rica siesta sobre él, soñando con su dulce sabor. La hamburguesa (a pesar de que en la foto se ve un poco seca) estaba a OTRO NIVEL, con una buena costra por fuera pero todavía húmeda por dentro y bien armada. Además, se nota que todos los ingredientes están demasiado bien seleccionados y frescos. De verdad, no estoy chamullando.

En fin, como diría Enrique Iglesias: Fue casi una experiencia religiosa. Así que hoy, acá, les digo: HOLY MOLY APROBADÍSIMO 5 ESTRELLAS, EXCELENTE SERVICIO.

Deja un Comentario