Hellowine Sobremesa

Los enólogos dicen…

697446ceeecc6ad6776e213613c8cae7

Este mes hablamos con los enólogos de esta selección para que nos cuenten acerca de cómo enfrentan el cambio climático y se preparan para las heladas de este invierno. 

Matías Cruzat, Enólogo de HelloWine 

Matias cruzat (1)

 

El desafío con el cambio climático es por lo pronto adecuarse a nivel agronómico, especializarse más en cada valle según la adaptabilidad de las cepas al clima, o más bien terruño de cada lugar (valle, localidad o subvalle).

En cuanto a las heladas, ya se viene cosechando antes para manejar el viñedo y la calidad de las uvas no se vea afectada. Esto también tiene que ir conectado al trabajo en equipo,  la capacidad de cosecha de los viñedos, a la mano de obra y la maquinaria. A priori, se puede decir que los desafíos con las heladas son bastantes, pero siempre nos dejan aprendizajes en donde se pueden ir aplicando cosas prácticas y teóricas que no existían en nuestro “chip” del día a día.

Juan Ignacio Montt, Enólogo Espíritu de Chile

Foto enólogo Espiritu de Chile - Juan Ignacio Montt

 

Hoy en día el cambio climático se está expresando en la ocurrencia de eventos extremos. Un ejemplo de esto son las altas temperaturas que hemos percibido en los últimos veranos y que impactan fuertemente en las decisiones de cosecha. Hoy más que nunca es indispensable para el enólogo estar más conectado con el viñedo con el fin de establecer la mejor estrategia de cosecha para preservar al máximo la calidad de todas las uvas que se vinifícan en las bodegas.

Así como en verano el cambio climático afecta la ocurrencia de altas temperaturas, en invierno lo hace con las bajas temperaturas. Si estas ocurren en primavera donde la parra está brotando la merma en producción puede ser importante. Existen sistemas de calefacción y aspersión de agua (bastante caros) para combatir las heladas así como también algunos manejos de poda tardía que se pueden realizar en ciertas variedades para retrasar la brotación. A pesar de los manejos antes mencionados hoy en día una buena elección de la  combinación variedad/terroir (en replantes o nuevas plantaciones) es la mejor estrategia a utilizar para disminuir la posibilidad de enfrentar estos eventos climáticos. 

 

Gonzálo Perz. Enólogo de Cremaschi Furlotti

Gonzalo Perz Cremashi

 

Los cambios climáticos son variados, la falta de agua a nivel mundial es gravísimo pero somos afortunados en nuestra zona. Estamos a los pies de la cordillera y cercanos al Rio Maule con abundancia de agua, tenemos acceso a ríos, vertientes y pozos profundos. Por otro lado, las alzas de temperatura y radiación solar han favorecido nuestro valle al sur del Rio Maule. Nuestros tintos hoy tiene mejores taninos, expresión de la variedad y concentración que años pasados.  

Los cambios abruptos del clima generan incertidumbre en rendimientos y calidades. Nos obliga a ser muy flexibles y dinámicos respecto al manejo agrícola. En una industria muy tradicional, el conocimiento pasado ya no sirve, el cambio climático nos obliga a investigar y estudiar constantemente.

En cuanto a las bajas temperaturas la viña es muy noble, sufre cuando la helada es en época de floración, o sea en primavera. Sin embargo, cuando hemos visto posibilidades de fríos tardíos, podamos más tarde y así retrasamos la floración. Esto protege las parras pero corremos el riesgo de terminar la vendimia a fines de abril con posibilidades lluvia, lo cual tampoco es bueno. 

 

Rodrigo Romero, enólogo de Calcu

Rodrigo Romero - Calcu (1)


El cambio climático en la zona de Colchagua en términos generales significa menos lluvias en la época invernal y temperatura más extremas, donde las máximas son más altas en verano y más bajas en primavera. En este sentido, la naturaleza nos exige ser muy precisos en la eficiencia del uso del agua de riego para lo cual, como enólogos, debemos estar muy conectados con el viñedo y definir los riegos con precisión y conocimiento del lugar. 


En cuanto a las heladas,  Calcu está plantado en suaves lomajes de la cordillera de la costa de Colchagua, es así como las pendientes de nuestros viñedos evitan cualquier daño por fríos en primavera, ya que conducen naturalmente las heladas a las zonas más bajas del valle evitando el daño.

 

Deja un Comentario