Datos del vino Descorchando Noticias Hellowine

Vinos cruzados

photo-1498429152472-9a433d9ddf3b

El mundo del vino es cambiante y siempre se buscan nuevas alternativas. Las tendencias también son imprescindibles a la hora de promover nuevos proyectos buscando sorprender a los amantes del vino. Desde el pasado año ya se hablaba de otra tipología de caldos que profundizaban aún más, si cabe, en la experiencia gustativa y olfativa de lo que implica catar un vino. Esto no son otros, sino los denominados ‘vinos cruzados’. Los expertos denominan vinos cruzados a aquellos que tienen como base la mezcla del vino con otros aromas. Así, por ejemplo, podemos hablar de vinos infusionados con té, con café, cannabis o habaneros. En este último, el proceso de elaboración de este peculiar vino empieza por utilizar uva tempranillo cultivada y recogida en el desierto de Aragón, ya que esta variedad de uva soporta temperaturas que en verano alcanzan los 43 grados, haciéndola idónea para el picante. Tras las elaboraciones propias como la recolección, prensado y fermentación en cada botella de este caldo se mezcla con casi medio kilo de habaneros frescos de la zona.

Otro ejemplo de vinos con mucha personalidad son los que se realizan con whisky. La uva se recoge en cajas y es seleccionada en bodega. Se enfría con nieve carbónica antes de pasar a los tinos de madera donde fermenta y permanece con los hollejos durante un periodo de 25-30 días. Ya en barrica el vino realiza la fermentación maloláctica. Una vez finalizada, tiene una crianza de 18 meses en barricas de whisky. Por último, reposa 12 meses en botella antes de salir de la bodega.

El café, frío en este caso, es otra muestra de lo que se puede conseguir con la técnica adecuada. La mezcla de uvas rojas innovadora y atrevida con infusión de café frío da origen al vino Apothic Brew, de lanzamiento limitado. Esta mezcla lujosa y con cuerpo combina las notas concentradas de frutas negras de las mezclas de uvas con las características sutiles de chocolate y moka del café frío. De esta manera, los toques de arce y roble tostado que se consiguen con este proceso persisten en el largo final, son resaltados por la distintiva profundidad rica y suave del café. Un tándem inusual que ha logrado un producto interesante.

Pero más allá de lo excéntrico que puedan parecer, los vinos cruzados poseen procedimientos complejos con originales resultados. Si bien, para cualquier creación de vinos es importante el tipo de uva, de suelo, la climatología, el prensado y la elaboración final, en este tipo de vinos entran en juego otros parámetros importantes para conseguir ese caldo, esto es, que tenga un aroma o sabor característicos, que sólo, mediante la incorporación de elementos ajenos al fermentado original, se consiguen. El resultado suelen ser vinos con carácter y que por su complejidad en boca y nariz aportan nuevos valores al maridaje tradicional de tintos, blancos, rosados o dulces.

Fuente: https://www.laopiniondemalaga.es/

Deja un Comentario